Localidad: 
Córdoba - Argentina
E-mail: 
apiacba@gmail.com
Items de Interés
• CURSO DE FORMACIÓN EN PSIQUIATRÍA INFANTOJUVENIL
• 05 de Junio de 2015 •
Este curso teórico-práctico, forma parte de la serie de requisitos que se deben cumplimentar para lograr la certificación de especialista en Psiquiatría Infantojuvenil. La formación que promovemos es psicodinámica, revaloriza diversos aportes que priorizan la relación humana sin dejar de lado la contribución de excelencia que la ciencia y sus aportes tecnológicos pueden sumar, con un criterio biopsicosocial. La práctica que forma parte de la metodología de enseñanza, no reemplaza la práctica hospitalaria supervisada, que todo médico sabe, es insoslayable para lograr en forma responsable una formación sólida.
El Psiquiatra Infantojuvenil, parte con la herramienta básica del conocimiento médico, y su formación incorpora áreas biológicas específicas, como las correspondientes a la neurología, endocrinología y psicofarmacología desde una óptica pediátrica; áreas de la psicología y psicopedagogía que tienen que ver con el desarrollo evolutivo normal y patológico, como la psicología evolutiva, el psicoanálisis y otros enfoques teóricos; áreas de la antropología, sociología, ética y ciencias jurídicas que involucran el comportamiento familiar y social en las diversas culturas; áreas que son específicas de la Psiquiatría, que tienen que ver con la psicopatología, nosografía, nosología y terapéutica. Así el Psiquiatra infantojuvenil, desde estas herramientas incorporadas a su saber médico básico, constituye su especificidad. Consideramos aspectos prioritarios y esenciales de la formación:
• El cumplimiento efectivo de la enseñanza de un cuerpo teórico integrado, elaborado y dictado por profesionales expertos.
• La práctica supervisada con continuidad
• El manejo terapéutico individual y familiar
• El manejo de la terapéutica farmacológica en forma responsable
• El cuidado del profesional, quien como herramienta de trabajo utiliza su propia afectividad, constituyendo una actividad de riesgo para sí mismo y para los demás. Tema este, inherente a todos los psiquiatras, que no debemos soslayar